lunes, 18 de abril de 2016

Nota en Diario Perfil: Ernesto Villanueva

Ventajas de impulsar el aprendizaje técnico



Las escuelas secundarias especializadas permiten profundizar la inserción de alumnos con un alto perfil profesional. Vincular experiencias del nivel medio y superior para mejorar la calidad educativa.

Cuando los sistemas universitarios son elitistas, la pregunta por la calidad de la enseñanza media no aparece. Sin embargo, la masificación de la educación superior, meta explícita en casi todo el mundo, conlleva una problemática antes inexistente: cómo son los egresados del secundario. Frente a este desafío, algunos nostálgicos plantean que si en el numerador colocamos a los egresados universitarios y en el denominador a los ingresantes, optan por reducir el denominador en lugar de buscar caminos para que los egresados crezcan en número. En lugar de

comprar un par de zapatos más grandes, prefieren cortarse los pies.

Para los que escogemos soluciones racionales, hay otros caminos dentro de las instituciones universitarias: tutorías, clases de nivelación, apoyo administrativo, etc., etc. Sin embargo, no es mucho lo que se discute sobre el papel de los colegios secundarios de dependencia universitaria en este tema. Lo cierto es que hacia 2009 había unos 64 establecimientos de estas características distribuidos en casi todo el país, si incluimos a los siete militares. De ahí en adelante, el gobierno nacional, durante la presidencia de Fernández de Kirchner, creó 12 escuelas técnicas más, de las cuales todavía la mitad están en diferentes niveles de desarrollo. Por ende, podemos afirmar que hay un potencial enorme para que se produzca una verdadera ósmosis entre las provincias y el sistema universitario, y la bisagra para esa articulación deberían ser esas instituciones preuniversitarias.
¿Por qué afirmo esto? Sencillamente, porque las universidades están más cerca de la investigación mientras que los sistemas educativos provinciales, de la docencia. Esto es, los establecimientos preuniversitarios pueden ser, y en muchos casos ya lo son, experimentales e innovadores, que sirven al resto del sistema como campo de experiencias y de análisis de distintos caminos posibles.
Seguí leyendo aqui